COMO CONTROLAR EL MAL OLOR DE LOS PIES


A continuación algunos consejos muy utiles para mejorar el mal olor de los pies:

 

Manten mucha higiene: Trata de lavarlos cada vez que hagas actividad física, en circunstancias normales bastaría una vez al día, pero si ves que tienes algún problema relacionado al mal olor, debes lavarlos más seguido. Debes remojar muy bien tus pies y usar un jabón antiséptico.

 

Enjuaga bien tus pies y usa una toalla adecuada para secarlos, siendo muy cuidadoso de secar muy bien entre los dedos de los pies, que es donde se acumula la humedad. Cuando hay mucho calor y poca ventilación se pueden generar hongos y por tanto, mal olor.

 

 


Usar calzado adecuado: Evita los zapatos sintéticos porque propician más sudor en tus pies. Es preferible que inviertas en un buen par de zapatos de cuero, que sabes que te durarán mucho más, a muchos zapatos de material de mala calidad. Si sacas la cuenta viene a ser el mismo gasto,  pero muchos zapatos de mal material, no te ayudarán para nada a la salud de tus pies. El calzado debe permitir que el pie transpire, si usas muchas zapatillas de mala calidad no se puede eliminar la sudoración y es así que se forma el mal olor en los pies. Evita materiales como la goma o el plástico que no permiten la transpiración. También las medias que usas, deben de ser materiales adecuados, que faciliten la transpiración de los pies. Es preferible que uses medias de algodón.

 

 

Usa desodorante para el calzado: Estos productos te van a ayudar a mejorar este problema, ya que si hay mal olor en los pies es a causa de hongos y bacterias que se acumulan tanto en tu mismo pie como en el calzado. El talco para pies permite capturar las particulas malolientes ya que sus mismos componentes están desarrollados para capturar los malos olores.

 

Cuida tus uñas: Las uñas tienen que tener un tratamiento especial, aunque a veces nos olvidemos de ellas. Si no las cortas adecuadamente, están con humedad o quedan picos, son posibles focos de acumulación de hongos y bacterias. Trata de mantener una rutina, secando bien tus uñas, recortándolas y aplicando productos adecuados.

 

Como ideas alternativas, podrías usar también oxido de zinc en pequeñas cantidades para espolvorear en tus pies o en todo caso, bicarbonato de sodio, como un componente alterno al talco para pies.

 

 

 

VER VIDEO:

Escribir comentario

Comentarios: 0