PROBLEMAS EN LA LACTANCIA MATERNA


La lactancia materna es una de los dones más hermosos que la naturaleza humana nos da a nosotras, las madres, pero ¿siempre es posible?

 

En algunos casos, a pesar de múltiples intentos, tenemos problemas en generar la leche materna, pero recuerda, no hay alimento más completo para el bebé que la leche materna.

Amamantar (alimentar) al bebé puede ser una buena experiencia para la madre y el bebé. 

Nos hace sentir más cerca a nuestro bebé.

 

Estrecha los lazos con nuestro bebé.

 

 


¿Cómo estimular la producción de leche materna?

 

Toma mucho líquido

Da leche a demanda. 

Utiliza un saca leche o bomba 

La única forma que se genere leche para tu bebé es cuando lacta, ya que tu cuerpo se va preparando para producir más leche.

 

Puede que la mamá piense que no produce leche suficiente para satisfacer las exigencias de su bebé. Sin embargo, cuanto más succione el bebé, más leche producirá la mamá.

 

 

 

 

Los especialistas señalan que las insuficiencias reales en la producción de leche son pocas y en la mayoría de casos, la preocupación de las mamás no tiene fundamento. Si ves que tu bebé está saciado, no tiene apetito, está recibiendo la cantidad de leche que necesita.

 

Puede que la mamá piense que no produce leche suficiente para satisfacer las exigencias de su bebé. Sin embargo, cuanto más succione el bebé, más leche producirá la mamá.

 

Los especialistas señalan que las insuficiencias reales en la producción de leche son pocas y en la mayoría de casos, la preocupación de las mamás no tiene fundamento. Si ves que tu bebé está saciado, no tiene apetito, está recibiendo la cantidad de leche que necesita.

 

En caso no tengas mucha leche, podría ser por los siguientes motivos:

 

Falta de estimulación del pecho. Al no dar frecuentemente la leche,  por el dolor, por tensiones, etc, generará que no produzcas la suficiente leche, pero recuerda, si tienes algún dolor fuerte al dar de lactar, que este dolor terminará pasando.

 

También puede ser posible que tu bebé no coja bien los pezones para lactar, lo que conlleva a que no reciba la cantidad que necesita. El bebé debe coger bien el pecho para alimentarse.

 

Si produces menos leche de la que quisieras, puedes hacer lo siguiente:

 

Estimula el pecho. La succión del pequeño o la utilización de sacaleches son la mejor manera de aumentar la producción de leche. 

 

Alimenta al bebé a demanda: ponlo al pecho cuando quiera y durante todo el tiempo que quiera. Dale solo materna y sigue una dieta equilibrada. 

 

Busca la mejor posición para dar el pecho y, cuando el pequeño esté succionando, comprime el pecho con las manos, con el fin de aumentar el flujo de leche. Cuando creas que la leche llega en la cantidad adecuada, cambia de pecho y continúa hasta que el bebé ya esté saciado.

 

Algunas plantas medicinales contienen propiedades similares a los estrógenos femeninos, por lo que estimulan la producción de leche. Entre ellas, las semillas de sésamo son las más recomendadas. 

 

Toma bastante líquido como sopas, caldos, avenas, agua, etc que ayudan a la producción de leche. También se recomienda tomar agua de cáscaras de cacao.

 

Si a pesar de todos los intentos que realices, no mejora tu producción de leche, tienes que solicitar orientación profesional porque podría deberse a un problema hormonal, pero, siempre y cuando hayas intentado todos los medios respectivos y no veas resultados.  Ten presente que podrá darse el caso que recomienden fórmula pero eso debe ser prescrito por un pediatra.

 

Una página muy interesante para obtener más información es LA LIGA DE LA LECHE:

  

 

Donde brindan orientación a las madres lactantes.

VER VIDEO:

Comparte en tus redes sociales:

Escribir comentario

Comentarios: 0