5 TIPS PARA GANAR DINERO DESDE CASA

5 tips para ganar dinero desde casa
5 tips para ganar dinero desde casa

En estos tiempos, contar con un negocio desde casa puede ser una alternativa rentable y sencilla de implementar, así como una gran vía para lograr la libertad financiera. Si quieres trabajar desde la comodidad de tu hogar, es importante que te mentalices en ello y lo veas como un proyecto serio, y que requerirá algún tiempo de tu parte.

 

Por ello, si quieres comenzar tu negocio en casa, toma en cuenta que es un proyecto a mediano y a largo plazo por lo que debes armarte de mucha paciencia antes que veas resultados.



Comenzar el proyecto es la parte más fácil, pero tener constancia de trabajar en ello para alcanzar tu objetivo a largo plazo, requiere mucho esfuerzo y dedicación, pero es el precio que se tiene que pagar para alcanzar la libertad financiera. A continuación te damos algunos consejos que te pueden ser útiles antes de comenzar tu emprendimiento:

 

1) Establece metas para el éxito:

 

Establecer metas te permitirá estar enfocado en lo que quieres lograr en tu  negocio desde casa. Comienza con metas a largo plazo de donde te gustaría estar financieramente en cinco, diez, hasta quince años a partir de ahora. A continuación, crea metas a corto plazo para los logros diarios, semanales y mensuales. Alcanzar la libertad financiera es un gran objetivo general a largo plazo, pero va a requerir muchas metas pequeñas para llegar a este nivel.

 

Si creas metas pequeñas hacia metas grandes, crearás un sistema efectivo y constante. Al ver que alcanzas estas metas, te sentirás motivado a continuar trabajando por tu negocio. Por ejemplo, si quieres tener una bodega en tu casa, tu objetivo a largo plazo será que esa bodega te produzca dividendos aceptables, entonces, dentro de tus pequeñas metas está la misma gestión de tu proyecto, elaborar tu plan de trabajo, conseguir permisos municipales, tener personal adecuado, implementar tus productos, etc. A medida que vayas avanzando en el cumplimiento de tus metas, sentirás mucha más confianza en continuar con tu proyecto. 

  

 

2. Crea un espacio para tu negocio:

 

Mira a tu alrededor, ¿estás en el espacio adecuado para hacer tu negocio desde casa?, ¿tienes suficiente espacio o solo destinas un rincón para hacer tus cosas?, de repente ¿tu dormitorio se vuelve también tu oficina?, ¿trabajas en tu sala mientras tus demás familiares conversan y ven televisión?, si contestaste si a alguna de estas opciones,  necesitarás hacer algunos cambios para tener tu propio espacio disponible para tu negocio.

 

Crea un lugar que sea solo para tu trabajo. Incluso si tu casa es pequeña, siempre habrá algún espacio que puedes acondicionar para concentrarte en tus tareas y avisar a toda la familia que estarás ocupado. Tu espacio debe ser solo para trabajar y nada más. Si llegas a casa de fuera (porque tienes otro trabajo, porque estudias, etc) podrás ir directamente a tu oficina a trabajar. Esto se aplica sobre todo cuando ofreces servicios independientes como freelance, en páginas como fiverr puedes vender tus servicios desde cinco dólares y estos costos  pueden ir en aumento, a medida que des valor agregado a tus propuestas. 

 

 

También puedes promocionarte con tu propia página web ofreciendo servicios, vendiendo objetos, promocionando programas de afiliados y ¡mucho más!.

3. Organizate:

 

Una vez que tengas un área de trabajo definido para tu negocio en casa,  implementalo adecuadamente para que puedas tener comodidad.

 

Si vas a dedicarte a las manualidades, tener una mesa adecuada con tijeras, moldes, plantillas, materiales, etc, si vas  a dedicarte a la costura, tu máquina de coser, tela, medidas, etc. Si vas a hacer labor como profesional independiente, tu computadora, teléfono, diario de apuntes, etc. Tus implementos dependerán de la naturaleza de tu negocio, y si sabes organizarlos  adecuadamente, te resultará mucho más cómodo, fácil y eficiente trabajar. 

 

Utiliza un adecuado mobiliario, mesas y sillas cómodas que no te generen dolor en la espalda, cuello y a los brazos. Elige un escritorio correcto y una silla adecuada porque a veces por ahorrar, podemos generarnos un gran problema después. 

 

También puedes tener a la vista un cronograma con las principales tareas que tienes que realizar, a fin puedas programar todas tus actividades con tiempo.

 

4. Permanezca en su espacio de trabajo hasta terminar:

 

Trabajar desde casa tiene la particularidad que podemos manejar nuestros horarios, no tenemos que usar ningún tipo de ropa especial, etc, pero si empezamos a dejarnos llevar por tanta comodidad, dejaremos de verlo como una actividad seria. Si tomamos cada 5 minutos pequeños descansos viendo televisión, comiendo algún bocadilo o simplemente conversando, estaremos malgastando el tiempo inutilmente, sin ningún resultado. Al final, el trabajo se terminará acumulando para el día siguiente. Con el tiempo, parecerá que haces mucho y no logras nada en concreto, eso es a consecuencia de tu dispersión. 

 

Si quieres que tu negocio desde casa sea exitoso, tienes que aprender a mantener una rutina diaria  y establecer un horario concreto, que puedas manejar todos los días. Piensa que es una actividad que si la haces bien, podrá garantizar tu futuro y tu libertad financiera. 

  

5. El negocio no se mezcla con la vida personal: 

 

Cuando trabajas desde casa, debes aprender a establecer límites y a no mezclar tus actividades con tus asuntos personales. Esto puede ser desde ver televisión, limpiar la casa, recibir amigos, etc, etc. Si tienes programada tu agenda y tus actividades, tienes que organizarte y darle la prioridad a eso, de lo contrario seguirás dispersándote y no llegarás a nada concreto. 


Si estás trabajando desde casa pero en tu mente estás pensando en los platos que todavía no has lavado o que tienes que ir a comprarte zapatos ¡stop!; estás mezclando tu vida personal con tu negocio y a la larga no te ayudará a manejar tu proyecto bien. Separa las cosas tanto como si estuvieras en una oficina, solo con menos stress, sin soportar el tráfico, etc.

 

Si sientes agobio por estar todo el tiempo ocupado y no descansas, pues entonces, ¡haz un corte!, toma un pequeño paseo, siéntate a ver televisión, escucha música o lee un libro, hasta que esa sensación de cansancio cese, pero mientras descanses ¡tampoco pienses en trabajo!. (Solo pequeños cortes, ¡sin pasarte!).

 

Lo ideal es que no mezcles las cosas, porque al final no te desenvolverás bien en ninguna de estas dos áreas, la personal y laboral. 

 

Considera esto, tener un negocio desde casa es una gran oportunidad que debes aprovechar, ya que a la larga, la calidad de vida que obtendrás será envidiable.  Sea la situación en la que te encuentres, si eres un asalariado, si eres una persona jubilada, si eres estudiante, siempre cae bien un ingreso extra cada mes. 

 

¡Esperamos que te guste nuestro artículo! 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0