CUANDO SOSPECHAR DE LA ALERGIA DE LOS BEBES


¿Cuándo sospechar de alergia en los bebés?.- Una alergia es una respuesta exagerada del sistema inmunológico ante un estímulo inocuo, es decir, un estímulo que para el resto de la población es inofensivo y bien tolerado.  El estímulo productor de la alergia es conocido como alérgeno, que por lo general  se encuentra en el ambiente en condiciones normales.


Las manifestaciones clínicas son muy variadas, y dependen del grado de hipersensibilidad, órgano afectado de la persona y del alérgeno causante de la reacción alérgica; y estas pueden ser intermitentes o continuas, dependiendo del tiempo de exposición al agente.

 

Existen muchos tipos de alergias, entre las más comunes se encuentran aquellas que afectan la piel, como la dermatitis y urticaria,  las que afectan el sistema respiratorio, como la rinitis y el asma, y aquellas producidas por algunos alimentos y medicamentos. En la actualidad se conocen los mecanismos implicados en las reacciones alérgicas, y los factores que predisponen más comunes, que son los genéticos y hereditarios; sin embargo, nadie ha podido explicar aún por qué algunas personas generan alergias a ciertas sustancias y otras no.

 

 

 

Los bebés se encuentran más vulnerables a generar diversos tipos de alergias, debido a que su sistema inmune aún se encuentra en desarrollo, y es incapaz de autorregularse de manera adecuada. Por lo general, los hijos de  padres alérgicos son los más afectados.

 

Algunas señales que nos pueden indicar si un bebé tiene alergia:

 

  • Persistencia de los síntomas del resfriado por más de 2 semanas.
  • Lesiones rojas en la piel (vesículas, pápulas), que aparecen sin razón aparente.
  • Tos persistente, dificultad para respirar, sensación de ahogo y emisión de un sonido parecido a un silbido al respirar.
  • Lesiones o hinchazón en la piel que le provoca picor (prurito), y que pueden aparecer después de comer un alimento en particular.
  • Congestión nasal, estornudos, irritación y picor en los ojos y nariz, y goteo constante de la nariz. 
  • Diarrea, vómitos o dolor abdominal después de comer ciertos alimentos.
  • “Ojeras alérgicas”, cuando la piel debajo de sus ojos está oscura (azulada, morada), características de los niños alérgicos.

Recomendaciones para evitar alergias en los bebés:

 

1.    Averiguar cuál es el alérgeno: Esta no es una tarea fácil, pero sí muy necesaria para evitar eventos alérgicos en tu bebé. Un médico especialista hará los test respectivos a fin de descubrir qué agente o agentes son los que causan la alergia del bebé, una vez identificados se podrá prescribir tratamientos y medidas de prevención para tu bebé.

 

2.    Evitar la exposición al alérgeno: Una vez identificado evitar en lo posible el contacto de éste con el bebé. También trata de evitar el contacto con otros agentes que comúnmente causan alergias, como el polvo, polen de las flores, pelos de mascotas, moho, etc.

 

3.    Ambiente limpio: El hogar siempre ha de estar sumamente limpio, a fin de evitar enfermedades a tu bebé y garantizar su adecuado desarrollo. Al mantener la casa limpia se está previniendo de posibles alergias y si el bebé ya es alérgico, se evita que los agentes permanezcan en el ambiente del bebé.

4.    Lactancia materna: Necesaria durante los 2 primeros años de vida, y potencial defensora del sistema inmune de los bebés a través de sus nutrientes, proteínas, inmunoglobulinas, etc.

 

5.    Aseo hipoalergénico: Al momento del baño usar jabones, lociones y aceites neutros, que no contengan aromas fuertes, así se previene la aparición de posibles reacciones alérgicas.

 

6.    Alimentos: Evitar administrar alimentos como leche de vaca o soya, frutos secos, frutas rojas, mariscos,  huevos, entre otros, antes del año de vida. Dichos alimentos suelen producir alergias alimenticias por sus conocidas propiedades alérgenas.

 

7.    Mascotas: Evitar el contacto temprano con animales es una buena manera de prevenir la aparición de alergias.

  

8.    Humo de tabaco: Siempre evitar que éste y cualquier otro humo rodeen el entorno del bebé.

 

9.    Visita al médico: La consulta temprana al médico especialista es esencial, es éste el que a través del interrogatorio y pruebas podrá determinar la causa de las alergias del bebé, contestar las dudas e interrogantes, y definir las recomendaciones preventivas y tratamientos más adecuados para el bebé.

 

Recuerda que ante cualquier duda que tengas con respecto a la salud de tus hijos, SIEMPRE DEBES CONSULTAR CON TU PEDIATRA. 

Escribir comentario

Comentarios: 0