LA INTELIGENCIA EMOCIONAL


La inteligencia emocional está definida como la capacidad que tenemos de reconocer y controlar las emociones que sentimos para luego entrar en armonía con cada una de ellas. Nuestras emociones dirigen nuestras decisiones y afectan nuestro comportamiento, dependiendo del estado de ánimo que tengamos en un tiempo determinado, haremos una u otra cosa.


Por eso, al manejar las emociones de la manera adecuada, llevar una vida más acorde a nuestros deseos, una vida más agradable y placentera, deja de ser un sueño lejano para convertirse en una realidad. 

 

Hay métodos que nos ayudan a mejorar nuestra inteligencia emocional, en este articulo encontrarás algunos de ellos.

  

 

Cómo aumentar la inteligencia emocional.

 

Empieza reconociendo tus emociones y los efectos que ellas causan en ti. El objetivo es introducir nuestras emociones como estados familiares de los que tengamos conciencia. Determinadas emociones nos harán actuar de un modo ante una situación, por eso es necesario tenerlas identificadas para que podamos manipularlas a nuestro beneficio.

 

Sé positivo. Las personas optimistas ven los obstáculos como oportunidades para su crecimiento, son mejores resolviendo los problemas, porque no se enfrascan en lo negativo, no pierden su tiempo y energía pensando en qué podría salir mal.

 

Ve la vida como una escala de grises. No seas una persona radical, cuya mente no suelta la idea errada de que las cosas son únicamente blancas o negras. El mundo presenta una inmensa cantidad de matices, y los problemas no se afrontan de un solo modo. Si abres tu mente a todas las posibilidades, ante ti tendrás un panorama más amplio de soluciones y respuestas.

 

Sonríe. Disfruta de los detalles de la vida, ríete de tus errores y pon buena cara ante las dificultades de la vida. Manejando con buen humor los conflictos que nos aflijan disminuiremos, de forma notable, el estrés producido por la preocupación. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0