COMO ELEGIR UNA MASCOTA PARA SUS HIJOS


Considerar tener animales domésticos en un primer momento es una idea que podría ser un poco desalentadora. La negativa de los padres por lo general ocurre por la expectativa de que el animal va a cambiar la rutina de todos los miembros de la familia, independientemente que la persona va a tener muchos gastos de alimentos, medicamentos, visitas al veterinario, entre una serie de otros problemas. 


Expertos en el campo de la educación y la psicología afirman que es muy beneficioso para los niños contar con la compañía de un animal domestico, donde las ventajas superan  cualquier razón  para no tener una mascota.

 

Vivir con animales es una gran alternativa

 

Ciertamente, la interacción de los niños con los animales domésticos es muy saludable, ayudando en su desarrollo. Con esto, los niños van a ejercitar su sentido de la responsabilidad, también fortalecerán una serie de sentimientos como la autoestima, la tristeza, la alegría, la frustración, la comprensión, entre una serie de factores.

 


En los casos en que los padres trabajan y los niños no cuentan con su compañía durante todo el día, los animales sin duda serán sus buenos amigos y permitirán que los niños desarrollen buenos sentimientos. Los animales también ocupan un papel muy importante en el caso de hermanos que a menudo pelean, ya que los animales se convierten en el foco de atención, por lo que los hermanos generan vínculos positivos hacia sus mascotas, disminuyendo la tensión entre ellos.

 

La Edad ideal para iniciar este proceso

 

Como dicen los expertos, la adopción de una mascota depende en gran medida del animal que usted elija, por ejemplo, un perro debe ser introducido en la vida del niño cuando tiene entre 3 y 4 años de edad. Durante este período, los niños están empezando a tener un poco más de autonomía, habilidades motoras y son capaces de entender algunas reglas de lo que pueden y no pueden hacer con los animales. Saben, por ejemplo, que no se puede cabalgar en el perro y tirar de sus orejas, por ejemplo, algo que un niño más pequeño no comprendería y por lo mismo, estaría más expuesto a que la mascota lo agreda posteriormente, al querer defenderse, pensando que el niño quiere agredirlo.


En el caso de los gatos, se recomienda adoptar estas mascotas para los niños a partir de 3 años. Las mascotas son muy cariñosas, muy limpias y ofrecen tranquilidad.

 

Los roedores son muy recomendables para los niños de 4 años. Estos son muy dóciles y tranquilos, requiere un poco de mantenimiento de bajo costo de parte de sus dueños.

 

Los cachorros y ayudan a cambiar el comportamiento de los niños.

 

Los cachorros hacen a los niños más dulces, atentos y alegres. La relación con toda la familia se convierte en más cercana y el niño sin duda será más feliz,  al tener un compañero con quien jugar, dándole cariño y protección.


Enseña a tus hijos el amor hacia los animales desde pequeños, y recuerda, adopta, no compres. 


POST RECOMENDADO AQUI

 

Escribir comentario

Comentarios: 0