GEMELOS PARECIDOS PERO DIFERENTES


La naturaleza es tan sabía que proporciona nueve meses de embarazo para que los futuros padres se acostumbren y se preparen para la llegada de un bebé… dos bebés… tres bebés…

 

Con las técnicas de reproducción asistida y el crecimiento en número de clínicas disponibles para tales fines, puede ser posible que haya un incremento de partos múltiples.  Pero no son esos únicos factores que pueden influir en que se tengan mellizos o gemelos, entre los factores pueden ser:

 

 

  • La herencia: Si en tu familia hay gemelos o gemelas, hay mayor probabilidad de embarazos múltiples.
  • La edad: Las mujeres que retrasan la maternidad más tiempo, sea por diversos motivos, laborales, profesionales , entre otros, pueden tener muchos más hijos. Esto se explica porque las mujeres mayores de 35 años, producen más hormona folículo estimulante (FSH por sus siglas en inglés) que las más jóvenes. Esta hormona también hace que el óvulo madure en preparación de la ovulación cada mes y por ello puede libertar más de un óvulo por ciclo menstrual. 
  • Ya haber tenido gemelos anteriormente. Si ya tuviste un embarazo múltiple, es probable que a futuro también pueda darse esta posibilidad. 

 

Estos pueden ser algunos factores, incluyendo la raza, el número de hijos que se tuvieron antes, entre otros. Quiéralo o no, tener un embarazo múltiple  puede ser tanto una sorpresa como una preocupación para los futuros papás y sus familiares, sin embargo, ten por seguro que sea cual sea la situación, contarás con apoyo de tus seres queridos. 

 

Hay dos tipos de gemelos: idénticos y fraternos

 

Los gemelos idénticos se generan a partir del mismo óvulo que se divide y que fue fertilizado por el mismo espermatozoide. Los gemelos fraternos se generan a partir de dos o más óvulos que han sido fertilizados por diferentes espermatozoides.

 

 

Más parecidos o menos parecidos, depende en función de si son idénticos o fraternos. Los padres no deben preocuparse en descubrir las igualdades entre ellos,  y en cuanto a las diferencias se debe saber respetarlas.

 

Siempre debemos recordar que son personas únicas, con sus propias características y particularidades. Por lo tanto, la gran dificultad de los padres será la de interpretar de la manera más eficiente las necesidades de cada niño.

 

También se deben evitar las comparaciones,  ya que los niños corren el riesgo de comenzar a creer lo que oyen con frecuencia y estarán influenciados de ese modo al actuar en la vida, compitiendo entre sí vorazmente.

 

Muchos padres creen que los gemelos tienen que ser tratados de la misma manera y que la atención hacia ellos tiene que tener la misma intensidad y frecuencia, para que no se sientan tratados injustamente o rechazados. Sin embargo, las necesidades de los niños no siempre son iguales. Por lo tanto, se debe dar la atención necesaria, sin miedo y pronto incluir al otro, para que puedan disfrutar del cariño de los padres.

 

La gran ventaja de los gemelos es que contarán con una compañía para sus juegos. Al mismo tiempo, tendrán que aprender a compartir los juguetes y, algo más difícil, sus propios padres. Con esto, desde muy chicos aprenden a respetar a los demás y a esperar su turno en cada situación.

 

Otra dificultad es aprender a lidiar con el conflicto entre ser similar a otro y la necesidad de tener su individualidad reconocida y respetada, al menos por los padres y por él mismo. Percibirse diferente  en su totalidad y unidad.

 

Hace mucho tiempo, los gemelos eran vestidos iguales, lo que dificultaba la distinción entre ellos y la construcción de una identidad. Hoy en día, los padres se preocupan por mantener algunas diferencias en la ropa y, algo mucho más que la apariencia, adoptan actitudes diferentes y adecuadas al individualizar a cada niño con respecto al ritmo de desarrollo y maduración que cada uno manifiesta, sin ninguna comparación, asegurándose que todo el mundo tenga una relación completa con ellos.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0