5 TIPS PARA AHORRAR EN CASA


 

      En estos tiempos no hay nada más inteligente que extender el ahorro tradicional (lo que nos sobra) a un ahorro real y sincero que aplique incluso a esas cosillas que nos gustan pero no necesitamos y que nos privan, a veces sin notarlo, de cubrir algunas necesidades de última hora.

 

 

1.      Antojos Light: Normalmente, la comida dietética y sobre todo, compuestos dietéticos (soda, azúcar, salsas…) son mucho más caros que los normales. Si estás haciendo dieta con el ejercicio que corresponde y todo, esto se justifica. Si no estás haciendo dieta, no se justifica que de pronto quieras engañarte con la impresión de que estás cuidando lo que comes comprando una soda light cada tanto no más para al día siguiente volver a comer como el común de los mortales.

 

 

2.      Pintar tu casa: Aunque a algunos les parezca lógico, hay millones de personas en el mundo que optan por pagar para que un equipo de trabajadores o algún amigo le pinte su vivienda o apartamento. Aparte del ahorro, debes considerar que, lo mismo si es tu hogar o la oficina, pintar tú mismo genera un cariño extra por el lugar que seguro se manifiesta en un mejor cuidado y desempeño en el sitio.

 

3.      La electricidad, el gas, consume lo que necesitas: En algunos países se reirán con este consejo, prácticamente en toda Europa la gente ahorra al máximo sin que nadie se lo pida por lo caro que es este servicio, pero es bueno recordarlo. No tiene sentido dejar el cargador del teléfono enchufado todo el día, el aire acondicionado y la tele encendidos también. Si sumas estos factores, estás pagando un buen mordisco extra en la electricidad que podrías ahorrar para cosas necesarias.

 

 

4.      Puedes ejercitarte al aire libre: En el mundo moderno, los gimnasios cada vez están más copados y los parques y lugares para correr más vacíos. A menos que quieres fortalecer alguna parte de tu cuerpo o competir, el ejercicio necesario para mantenernos en forma lo puedes hacer al aire libre, sin recurrir al gimnasio.

  

 

5.      Un momento especial todos los fines de semana ya no es especial: Ir al cine, comer helados… es romántico y una buena manera de iniciar una relación pero el bolsillo se resiente y no es necesario. Cuando dos personas se quieren no necesitan todos los fines de semana estar en el cine o comiendo helados. Pueden ir cada dos semanas a hacer una cosa u otra y pasear por el parque, ir a la playa o ver una película en casa, cosas que también son románticas y lindos momentos para pasarla en pareja.

Escribir comentario

Comentarios: 0