¿Ahorrar? ¡Es posible!


Comenzar a ahorrar es quizás el paso más difícil cuando de mejorar las finanzas personales se trata, aunque necesario, especialmente en una sociedad donde los imprevistos están a la orden del día. Sigue un plan sencillo que de seguro te ayudará efectivamente.  

 

 

 

Ahorra un porcentaje de todo lo que ganes: Algo que debe aplicar es que de todo lo que ganes, apartes un porcentaje para ti, a fin de empezar a crear un pequeño capital que te permita hacer pequeñas reinversiones posteriormente. No importa la cantidad de dinero que tengas, si ganas 10 dólares, aparta uno y acostúmbrate a vivir con el resto. De esta manera poco a poco adquirirás el hábito de ahorrar y reducirás esas pequeñas "fugas de dinero" como son gastar en pequeños antojos innecesarios como golosinas, objetos que no uses, etc que a la larga pueden resultar un dinero importante cada año.

 

Elimina toda la deuda. Para iniciar un plan de ahorro es necesario no tengas deudas pendientes, por lo tanto debes suprimir durante un tiempo prudencial aquellos gastos innecesarios y dedicarte a saldar todas las deudas posibles. En caso tus deudas sean bastante altas, sobretodo en entidades bancarias, busca formas de solicitar la reprogramación de las cuotas mensuales a fin tengas que pagar montos de dinero mucho más manejables y evite que estés destinando la mayor parte de tus ganancias a pagar deudas. Puedes manejar pagar cuotas pequeñas pero hacer un fondo aparte destinado a la amortización del capital, así no dedicarás el pago solo a interés, sino podrás también amortizar el capital, sin quedarte si dinero mes a mes.

 

 

Motivación: establezca un objetivo de ahorro para que el entusiasmo y la motivación estén presentes. La inicial de una casa, el pago de los estudios, la inicial de un vehículo, etc. Es mejor ahorrar para un fin específico, así no te verás tentado a desviar el producto de tus ahorros en algo caprichoso.

  

 

Límites razonables: en ocasiones, puedes determinar una cantidad de dinero razonable para ti. No seas tan considerado contigo mismo, limítate a una comida fuera de casa, una salida de fin de semana al mes, etc. Si te diviertes con medida mientras ahorras, no lo verá como un suplicio.

 

Gaste para ahorrar: existen inversiones que son necesarias hacer para evitar en un futuro mayores gastos. Invertir en energía alternativa para la casa, pólizas de salud, arreglar electrodomésticos, etc., son acciones efectivas para no gastar más de la cuenta en un momento determinado.

 

Ahorro en vez de Corriente: es mejor transferir y ahorrar en una cuenta específica, y la mejor es la de ahorros. El mecanismo para retirar dinero de estas cuentas suele ser más engorroso.

Si tiene tarjeta de débito de esa cuenta nunca salga con ella. Es más fácil girar un cheque, así que protéjase con una cuenta de ahorros.

 

Evita las tarjetas de crédito: En la medida de lo posible, solo úsalo en caso de emergencias, porque recuerda, no es dinero gratis, será dinero que tendrás que devolver con intereses. Acostúmbrate a pagar con efectivo a fin que tomes conciencia de cuánto dinero realmente tienes. Al inicio será difícil, pero aprenderás poco a poco a economizar.

  

 

Ahorrar dinero es muy sencillo y a medida que observe cómo crecen sus ahorros le inspirará a alcanzar sus objetivos más rápido.

Escribir comentario

Comentarios: 0