5 REMEDIOS CASEROS PARA ACLARAR LA PIEL DEL ROSTRO


 

Se dice que en la época de antaño, todas las mujeres que pertenecían a la realeza debían mantener su piel blanca, ya que si era bronceada significaría que esa persona trabajó largas horas bajo el sol, lo que era sinónimo de vergüenza, ya que las únicas personas que trabajaban o permanecían bajo el sol, eran los plebeyos y los mendigos.

 

Debido a esta afición a ser extremadamente blancos, estás damas crearon y usaron por largos años diferentes trucos, en su mayoría de composición natural, que leas ayudaban a lucir sus pieles tersas, jóvenes y por supuesto muy claras. Uno de los métodos más utilizados era el baño de suero de leche, lo cual de cierto modo es lo bastante beneficioso para la piel, porque hidrata y nutre los tejidos corporales de forma similar a las cremas actuales; con la diferencia que después del baño, debían bañarse inmediatamente con agua tibia para poder eliminar los residuos de grasa de la piel.

Y así como éste, tenían otra serie de recetas naturales, que aún en la actualidad, se mantienen y siguen siendo tan famosas como en aquellos tiempos.

 

 

5 remedios caseros que te aclaran el rostro

 

Cebolla y perejil para aclarar la piel:

 

Ambos ingredientes poseen dentro de sus compuestos,  vitaminas E y C, las cuales tienen una potente acción antioxidante y regenerativa. Se debe usar de noche, jamás exponerse al sol debido a que estos jugos pueden causar quemaduras. Se recomienda realizar una prueba antes de aplicar en la cara y consiste en colocar un poco de la preparación en una zona pequeña del brazo, dejar actuar por 3 horas y observar si hubo alguna reacción alérgica. En caso de salir todo bien proceder a aplicar.

 

Ingredientes:

Una cebolla pequeña

100 gr de perejil.

 

Preparación:

Pica en pequeños trozos ambos ingredientes y luego licúa hasta formar una pasta que procederse a aplicar por toda la cara. Dejas actuar por 2 horas y procedes a retirar con abundante agua fría. Repites el proceso 2 veces por semana hasta lograr el resultado deseado.

 

Suero de leche, líquido aclarante:

 

Esta receta como dijimos anteriormente, se viene usando desde la época de la realeza ya que el suero de leche posee un gran numero de vitaminas y componentes que son necesarios para la hidratación de la piel, además, ayuda a que los poros se limpien y boten el exceso de grasa. Puedes hacerlo de dos maneras: 

 

·         La primera es aplicar con un algodón el líquido por toda la cara y dejar cuajar la noche entera, en la mañana retirar con abundante agua tibia, puedes terminar con una pequeña limpieza usando un astringente. Puedes hacer este proceso diariamente hasta conseguir el resultado que quieres.

·         La segunda es aplicar el suero de leche en una bañera y sumergirse en ella al menos 1 hora, lo interesante es que no sólo hidratos tu rostro, si no también el resto del cuerpo . 

 

Cáscaras de naranja y leche:

Aquí se trata de usar la vintamina C y E de la naranja como aclarador y antioxidante, junto a los beneficios hidratantes de la leche. Puedes no sólo obtener una piel mas blanca y limpia, sino suave y radiante. Los ingredientes son cáscaras de naranja secas y leche líquida.

 

Tritura las cascaras hasta que se conviertan en polvo y luego poco a poco agregas la leche hasta formar una crema consistente que luego usarás de mascarilla en toda la zona que quieres aclarar. Al aplicar la zona debe estar limpia, dejas actuar por 20 minutos y retiras con agua fría. Puedes usarlos diariamente.

 

 

Crema casera aclarante:

 

Esta receta se basa en conjugar los múltiples nutrientes del huevo como la vitamina B, la riboflavina, el calcio, y ácido fólico; con la abundante vitamina C del limón, para además de aclarar el rostro, realizar una limpieza profunda acompañada de un levantamiento temporal.

Los ingredientes son las claras de 2 huevos y el jugo de un limón bastante fresco; se mezclan ambos y se baten hasta hacer una crema consistente. Debes aplicar cada noche antes de dormir y lo dejas actuar hasta la mañana siguiente en la que lo retirarás por completo, sino el sol te ocasionará manchas producto del limón que no salió de la piel.

 

Agua de papas para obtener un tono de piel uniforme: La papa es otra de las recetas antiguas usadas para quitar manchar y emparejar los tonos de la piel; necesitas solamente una papa mediana. Picas en rodajas la papa y la paseas por la superficie que deseas tratar. Dejar actuar por 10 minutos y retirar con agua tibia. Para obtener mejores resultados se debe realizar el procedimiento a diario.

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0