BENEFICIOS PSICOLOGICOS DEL EJERCICIO AEROBICO


 

 

Cuando hablamos de ejercicio, nos estamos refiriendo al ejercicio aeróbico, que es un tipo de movimiento (como correr o andar en bicicleta) que hace que tu corazón bombee más rápido  y aumente su ingesta de oxígeno. Ejemplos de ejercicio aeróbico son correr, el yoga dinámico, ciclismo, caminar rápido, esqui, patinaje, el baile, etc.

 

 

En este artículo compartimos los beneficios que tiene para la salud realizar ejercicios regularmente, pero en este punto no nos vamos  a referir a los beneficios físicos como son la pérdida de peso, mejora de la calidad de la piel y del tono muscular, fortalecer el cuerpo, etc, sino que en este punto señalaremos cuales son los beneficios psicológicos del ejercicio aeróbico. Cuando hablamos de los beneficios psicológicos en líneas generales son mejora el estado de ánimo, reduce la ansiedad, reduce la depresión y ayuda a disminuir el stress, pero vamos a detallar más a continuación: 

 

 

 

Los beneficios psicológicos

 

Mejora del estado de ánimo

 

Cuando ejercitamos aeróbicamente, nuestro cuerpo produce endorfinas que, científicamente hablando, son polipéptidos, que son capaces de unirse a los neuróreceptores en el cerebro para aliviar el dolor. Las endorfinas no sólo se producen a partir del ejercicio; también son provocados por la respiración profunda, meditación, escuchar música, cuando pasas momentos divertidos, etc, por eso se le llama la hormona de la felicidad.

 

Se cree que las endorfinas producen cuatro efectos claves en el cuerpo; alivian el dolor, reducen el estrés, mejoran el sistema inmunológico y retardan el proceso de envejecimiento.

 

En caso cuentes con presupuesto, no está demás que inviertas en adquirir algunos equipos de fitness, que podrían ayudarte en este proceso de hacer ejercicios adecuadamente.  Puedes preferir hacer ejercicio fuera de casa, pero también ayuda adquirir una bicicleta estacionaria para tu casa, en caso haya situaciones inesperadas, como que llueva cuando quieras ejercitarte, de esta manera, no vas a tener excusas para no hacer ejercicio.

 

Reduce la ansiedad y la depresión

 

En caso tengas depresión y ansiedad, es probable que estés en una situación de aislamiento, por lo que participar en deportes aerobicos podría ayudarte a mejorar esta situación, sobretodo si eliges lugares donde puedas conocer a otras personas y relacionarte con ellas. Por ejemplo, si te gusta el deporte podrías optar por unirte a un club para correr, club de natación, gimnasio o cualquier otro club deportivo. De esta manera, es una excelente forma de obtener los beneficios psicológicos de la actividad aeróbica, porque necesariamente tendrás que relacionarte y hablar con otras personas, disminuyendo tu aislamiento.

 

El ejercicio aeróbico ofrece una distracción. Durante una hora o así cada día, puedes ponerte en una posición donde te concentres pensando en las actividades que tienes que hacer día a día, como son una carrera todas las mañanas, sacar la bicicleta para pasear por tu vecindario, programar tus tiempos, etc, manteniendo tu mente ocupada de pensamientos negativos.

 

 

Quemar el exceso de grasa y tonificar el cuerpo ayuda a mejorar la confianza.  Ver que cada día la ropa te queda mucho mejor y que tus amigos te elogian, ayuda a reforzar tu autoestima, propiciando que cualquier sensación de tristeza y desánimo vaya quedando en el pasado.

 

 

Reducción de estrés

 

¿Sientes que el mundo entero está colapsando encima tuyo? Todas las personas están así en alguna etapa de nuestra vida, donde la tensión y las preocupaciones las invaden y no se encuentran maneras para calmar esa ansiedad.  El ejercicio aeróbico es una gran manera de mantenerte optimista y positivo, disminuyendo esas tensiones.

 

Cuando estás en una situación de mucha tensión y estrés, es importante dormir lo suficiente. Quizás seguir una rutina de yoga antes de dormir, te ayudará a descansar más rápido y con una mejor disposición. El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, aportando azúcar y oxígeno adicionales, lo que te puede ayudar a tu concentración. Y una vez más, las endorfinas generadas por el ejercicio, pueden hacerte más feliz, sintiendo que todo va a estar bien después de todo.

 

 

Por lo tanto, en conclusión, el ejercicio tiene demasiados beneficios que te ayudarán mucho psicológicamente ¡anímate! 

Escribir comentario

Comentarios: 0