CAUSAS DEL ESTREÑIMIENTO EN LOS NIÑOS


¿Te ha sucedido que tu hijo no va al baño durante varias horas seguidas?, o incluco ¿te das cuenta si es que están evitando ir al baño por miedo a que sea una experiencia molesta y dolorosa?. ¿Tu hijo no tiene evacuaciones diarias?. Si este es el caso, estas podrían ser señales que tu hijo tiene estreñimiento.

 

A veces se confunde sobre que es exactamente el estreñimiento. Por ejemplo se dice que el estreñimiento es que no hayan movimientos intestinales frecuentes y en otros casos que depende de la dureza de las heces. A continuación compartimos un concepto de la web medlineplus:

 


"Estreñimiento significa que una persona tiene tres o menos evacuaciones en una semana. Las heces pueden ser duras y secas. Algunas veces la evacuación es dolorosa. Todas las personas tienen estreñimiento alguna vez. La mayoría de los casos, dura poco tiempo y no es serio". 


 

 

 

Por lo general se le dice a los padres que mientras los niños tengan 3 movimientos intestinales a la semana, es normal. Sin embargo, lo ideal es que si comemos 3 comidas al día, el niño deba experimentar entre 1 a 3 movimientos intestinales por día.  Los alimentos no deben estar en la vía digestiva por más de 24 horas. Lo ideal es que todos tengamos movimientos intestinales normales entre 20 a 30 minutos después de cada comida.

 

Lo ideal es que las evacuaciones intestinales sean diarias. Antiguamente, esto se consideraba un signo de buena salud que en la actualidad se viene descuidando.  

  

Causas del estreñimiento infantil

 

Entre las causas del estreñimiento infantil se pueden señalar las siguientes:

 

Dieta y Nutrición - El no comer suficientes alimentos con fibra puede afectar el organismo de tus hijos y generar estreñimiento. Del mismo modo, no tomar suficiente líquido, comer una gran cantidad de azúcar y postres,  leche y productos lácteos, o demasiada carne también pueden afectar tus evacuaciones diarias. Así mismo, en caso el niño tenga alergia a algún alimento, también puede verse afectada su evacuación diaria.

 

Falta de ejercicio -  Ahora que los niños son más asiduos al internet, televisón y juegos de video, se están acostumbrando a un estilo de vida sedentario y esto afecta también sus evacuaciones diarias.

 

Trastornos de la emoción y ansiedad - El miedo, el dolor, la preocupación y la frustración también afectan el sistema digestivo.

 

No evacuar a voluntad - Esto significa que el niño aunque sienta ganas de ir al baño y realizar sus evacuaciones diarias, termina ignorando el impulso. Entre las razones existentes, podría ser que está entretenido en otras cosas y no quiere perder el tiempo yendo al baño, estar en lugares desconocidos o en baños que no le son agradables o por el dolor que le causa a su organismo ir al baño. 

 

Medicamentos.-  Algunos medicamentos pueden generar estreñimiento. Por ejemplo, los antihistamínicos, antidiarreicos; antiespasmódicos. quimioterapia; antidepresivos y suplementos de hierro.

 

Síntomas del estreñimiento infantil

 

Entre los síntomas del estreñimiento infantil, podemos señalar:

 

  • Menos de una evacuación diaria.
  • Heces duras y difíciles de pasar
  • Dolores de cabeza, fatiga y/o depresión. 
  • Suciedad fecal accidental. A menudo, si hay heces duras en el recto, las heces líquidas pueden filtrarse alrededor de las heces y pasar el ano sin el control del niño. Esto puede suceder muchas veces durante el día. El niño no puede hacer nada para prevenirlo o rechazarlo.
  • Dolor abdominal cerca o alrededor del ombligo.
  • Flatulencia
  • Micciones involuntarias (enuresis)
  • Disminución del apetito y náuseas.

 

Prevención del estreñimiento infantil

Dieta- Para prevenir el estreñimiento infantil, es muy importante que tu hijo beba bastante líquido. Sin embargo, algunos niños tienen el hábito de beber sólo refrescos para satisfacer su sed, lo que conlleva a que la mayoría de ellos se deshidraten por beber solo bebidas azucaradas y no tomar agua o zumos necesarios para aplacar la sed. No hay nada como el agua limpia y pura para el organismo, y cada niño debe tomar suficiente líquido diariamente. En su dieta también debe incluir porciones de frutas y hortalizas frescas y orgánicas. Enseñe a su hijo lo importante de consumir alimentos frescos diariamente , donde el 50% de cada comida debe ser fresca, cruda y sin procesar, por ejemplo una deliciosa ensalada, fruta, jugos de fruta (¡sin azúcar!), así también, incluya en su dieta granos enteros, nueces y semillas en la dieta.

 

  

Limite la harina blanca, chocolate, azúcar y productos lácteos. Enseñe a su hijo a comer despacio y moderadamente y que la hora de la comida debe ser en un ambiente tranquilo y relajado. Del mismo modo, es recomendable tomar un suplemento probiótico diariamente para facilitar el crecimiento de "bacterias amigables" en el colon.

 

Entrenamiento del hábito intestinal.- Los niños deben aprender a no esperar en caso deseen empezar su evacuación intestinal.Para establecer un hábito intestinal regular, pide a tu hijo que se siente en el inodoro por lo menos 10 minutos aproximadamente a la misma hora cada día, preferiblemente después de su comida. Asegúrate de que tu niño puede colocar sus pies firmemente en el suelo mientras está sentado en el inodoro. Si esto no es posible, coloca un pequeño mueble para que pueda apoyarse. Mientras tu hijo está sentado en el inodoro, puedes dejar que lea un libro de cuentos, escuche la radio o juegue con su tablet. Educa  a tu hijo a una edad temprana, sobre la importancia de los buenos hábitos intestinales. Hazle saber que esto no es algo para avergonzarse, sino una función normal y muy necesaria para la buena salud. 

 

Ejercicio. -Asegúrate que tu hijo está haciendo suficiente ejercicio. Los niños pasan demasiado tiempo frente a las computadoras y la televisión. Trata de alentar las actividades externas tanto como sea posible. La actividad física acelera el movimiento de los desechos a través del tracto digestivo.

 

Estrés.-  Los niños también pueden verse presos de stress y tensiones. Por ello, una manifestación física del stress es el estreñimiento. Intenta que tu hijo se distraiga y pasa tiempo de calidad con él. 

 

Enséñale cómo relajarse y estar tranquilo.- Anima a tu hijo, bríndale apoyo y exprésale palabras de aliento. Enséñale a manejar situaciones difíciles, a ser felices y a comunicar sus problemas. Lo más importante: modela este comportamiento delante de ellos.

 

 

 

El estreñimiento puede afectar a todo el cuerpo y ahora se sabe que los movimientos intestinales irregulares están directamente relacionados con condiciones de salud graves. El estreñimiento no tiene que ser un problema si está atento a que sus hijos no se vean expuestos a esta situación, a través de la prevención así como tomando en cuenta las sugerencias que se encuentran en este artículo. Los movimientos intestinales regulares son un mecanismo importante para eliminar las toxinas del cuerpo y así mantener el cuerpo sano. Recuerde: La prevención es siempre la clave.

 

En caso los síntomas sean persistentes y severos, no dude en consultar con un pediatra para sus hijos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0