CÓMO ESCOGER LA MEJOR ARENA PARA GATOS - PLUS PUROTIP

Latest

Web multitemática.

sábado, 23 de mayo de 2020

CÓMO ESCOGER LA MEJOR ARENA PARA GATOS


En la actualidad, el mercado de arena para gato, cuenta con más de 40 tipos de productos distintos. Muchas personas piensan que, con tantas opciones, todas las arenas tienen las mismas propiedades: terminan comprando la primera que ven.

Para que tu gato tenga un mejor estilo de vida no es necesario que compres la arena más costosa del estante o aquella que te recomendaron, es vital evaluar cual se adapta mejor a las necesidades de tu gato y, por supuesto, las tuyas.

¿Qué cambia en las arenas para gatos en el paso del tiempo? 

Conforme se avanza, las arenas se vuelven más sofisticadas. Por norma general, se encuentran cuatro tipos: los fabricantes se molestan en encontrar una manera más eficaz de mejorar las propiedades higiénicas sin usar recursos demasiado caros o producir daños en el medio ambiente.
Entre las distintas gamas, hay muchos productos que se adaptan más a la situación, prioridades y necesidades de una mascota y su dueño:

Naturales: muchos de estos productos poseen un alto poder aglomerante. Evitar usar perfumes fuertes para no dañar a los dueños y animales que sean sensibles a estos olores. Se componen por materiales derivados de la naturaleza, tal como los restos de maíz, pellets de madera, celulosa o cebada. Son famosos por ser amables con el medio ambiente.

Absorbentes: Son capaces de absorben grandes proporciones de líquido, mantener una bandeja más higiénica y retener por un mayor periodo de tiempo el olor de las heces. Se fabrican a raíz de materiales arcilloso, como silicato de calcio, sepiolita o atapulgita, por ejemplo. Los fabricantes de este tipo de arena presumen que el mal olor se retiene por 30 días, sin embargo, el líquido puede burlar las capacidades absorbentes de la arena y situarse en el fondo de la caja. Se aconseja cambiar todo el arenero cada siete días.

escoger la mejor arena para gatos

Aglomerantes: se fabrica a partir de materiales como bentonita, cuyas propiedades son capaces de absorber ostentosas cantidades de líquido, facilitando la extracción de los restos sólidos y líquidos sin que se acumulen. Esta clase de arena se pensó para poder remover la suciedad de forma diaria sin tener que cambiar el arenero en su totalidad. Los expertos aconseja que se cambie la arena una vez al mes para desinfectar y lavar la caja.

Gel de sílice: se trata de un nuevo y atractivo producto capaz de alcanzar altos estándares en las propiedades higiénicas. Está fabricado con dióxido de silicio, una material sintético; también se usa en las bolsas de gel de sílices que se incluyen en los embalajes de productos sensibles a la humedad.
Para saber cual elegir entre tantas alternativas, lo aconsejable es tener en consideración las necesidades del gato y las tuyas:


¿Cuáles son los factores que determinan una arena de gatos optima? 


l  Arenas no contaminantes: los lechos ecológicos usan materiales reciclados o de procedencia eco, por lo que son amables con el medio ambiente.
l  Eliminar olores: las arenas perfumadas son ideales para repeler el mal olor. Sin embargo, en muchas ocasiones puede ser tan fuerte el perfume que cause alergia y ahuyente al gato.
l  Mayor comodidad: sería mucho más sencillo limpiar la caja. El poder aglomerante no permite que los restos y líquidos ensucien los bordes o el fondo. Siempre y cuando se recojan los residuos del animal, la arena puede mantener sus propiedades higiénicas por un mes.
l  Mínimo mantenimiento: cuando no tienes suficiente tiempo, es necesario que la arena tenga altas propiedades para contener los olores y adsorber el líquido.

Teniendo en cuenta los tipos de arenas y los beneficios que hay detrás de ellas, únicamente falta identificar cuál es la más apta para la vida que llevan tú y tu gato. Además, si ya estas usando un producto, pero no estas contento con los resultados y deseas cambiarlo, compra un envase pequeño: los gatos son delicados a los cambios, si no le gusta la arena podrías perder dinero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario