CÓMO MANTENER LIMPIO EL ARENERO DE LOS GATOS - PLUS PUROTIP

Latest

Web multitemática.

viernes, 29 de mayo de 2020

CÓMO MANTENER LIMPIO EL ARENERO DE LOS GATOS


Los gatos son animales que les gusta mantener la limpieza. Sus principales características radican en su agudo sentido del olfato, por lo cual les afecta los malos olores, y la sensibilidad con la cual perciben su entorno.

Mantener un espacio donde puedan hacer sus necesidades en orden y completa calma es vital para que no busquen otros rincones del hogar.

Hay muchas formas de evitar que tu gato escoja alguna habitación como su arenero personal. Entre ellas, mantener una caja impecable:

¿Qué factores deben de considerarse en el arenero? 

El arenero siempre se tiene que lavar y desinfectar cuando se cambia. Es aconsejable tener los productos cerca, pero sin que sea fácil de alcanzar para el gato.

Para manipularlo, es necesario el uso de guantes y, aunque no sea especialmente esencial, lavarse las manos al acabar.


como mantener limpio el arenero del gato


El lecho empleado debe desecharse según las disposiciones municipales de eliminación de residuos.
Cuando el arenero está seco y completamente limpio, se puede verter un producto que elimine los olores. Es vital que no tenga mal olor, de lo contrario, terminará rechazándolo. Estos químicos también pueden mantener la higiene por un periodo de tiempo más amplio, dependiente de cuántas veces al día el gato haga sus necesidades.

En la actualidad existen muchos productos para amortiguar el olor del excremento, no obstante, también existe un método casero y menos ostentoso: una fina capa de bicarbonato bajo la arena. Te dará el tiempo suficiente para limpiar la caja sin que el mal olor se extienda por el hogar.

Cuidado con los desinfectantes que usas, muchos pueden causar irritación, inflamación e hinchazón a tu gato. Es aconsejable que consultes con un veterinario para escoger los artículos prescindibles sin poner en riesgo la seguridad de tu mascota.


¿Cada cuánto debo cambiar la arena? 


Todas las personas que se responsabilizan de un gato tiene una duda en común: ¿con qué frecuencia se debe cambiar la arena? Es importante destacar que, aunque los excrementos sólidos necesitan retirarse cada 24 horas, la frecuencia dependerá del tipo de arena que se elija.

Es vital que identifiques el producto que usas, de esta forma, se puede conocer el tiempo que dura:

l  Arenas vegetales: se componen por residuos y materiales que se encuentran en la naturaleza. Restos de maíz, cebada, pellets de madera y celulosa, por ejemplo. La mayor ventaja de este tipo es que se puede deshacer, en pequeñas cantidades, por el inodoro. Además, en la mayoría de los casos son respetuosos con el medio ambiente, compostables y biodegradables.
l  Aglomerantes, clumping: se puede cambiar, en su totalidad, cada 31 días. Para mantener su espesor durante tanto tiempo es vital reponer su contenido a diario mientras se eliminan las heces. Se recomienda que, al cumplir el mes o cuando desaparezcan las propiedades higiénicas, se cambie la arena.
l  Absorbentes, no aglomerantes: este tipo de lecho puede durar entre 7-9 días, siempre y cuando se retiren las heces diariamente. La caja de arena debe contener como mínimo cuatro centímetros de esta arena y se recomienda cambiarla una vez cada semana; o antes, si pierde las propiedades higiénicas.
l  Gel de sílice: este producto está ganando mayor presencia en la actualidad. Se trata de un compuesto formado a partir del dióxido de silicio, un material sintético, poroso y con altas propiedades absorbentes. El gel es idóneo para atrapar el olor, deshidratar los restos sólidos y absorber la orina; ideal cuando se tiene más de un gato.

En cualquier caso, si te molestan los olores, es mejor que optes por las arenas perfumadas o alguna que sea altamente absorbente; si buscas la mayor comodidad para ti y tu mascota, escoge una arena aglomerante; pero, si te preocupas por el medio ambiente, es idónea una arena ecológica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario