HERBODIETÉTICA PARA CONTROLAR EL COLESTEROL - PLUS PUROTIP

Latest

Web multitemática.

lunes, 15 de junio de 2020

HERBODIETÉTICA PARA CONTROLAR EL COLESTEROL

El científico considera que la maquinaria más compleja en el universo, es el cuerpo humano. Se compone por millares de células y un amplio catálogo de sistemas y órganos que trabajan juntos para darnos vida.

Si el individuo sigue una dieta balanceada y un estilo de vida no sedentario, su cuerpo trabajará en perfecta armonía. Caso contrario, alterará su comportamiento, respondiendo tanto a estímulos externos como internos, de tal forma que descenderá el rendimiento de sus procesos.

¿Qué es el colesterol y cómo afecta al cuerpo?

Existen muchos factores que pueden perjudicarnos a nivel interno. El colesterol, por ejemplo, es vital para el organismo, siempre que se module su distribución y reproducción. Cuando se exceden o disminuyen los parámetros recomendados, provoca todo tipo de patologías y deficiencias.

Se genera en el hígado de forma natural, pero se adquiere en mayores proporciones a través de ciertos alimentos, en aproximaciones de nueve a uno.

Es una sustancia parecida a un aceite con la capacidad de afectar a cada una de las células del cuerpo. Tiene la finalidad de transformar en vitamina D los rayos solares que inciden la piel y formar hormonas para producir ácidos biliares, esenciales para regular el contenido de grasa. Si bien es incapaz de controlarse, ya que es un proceso genético, se puede regular siguiendo el consejo de especialistas: mantener una dieta equilibrada y reducir los hábitos sedentarios.


cómo se controla el colesterol, propiedades de la hierbodietética

El colesterol se puede desfragmentar en dos tipos:


l  Lipoproteína de baja densidad o colesterol malo: recoge el colesterol del hígado y lo distribuye al mayor número de células posible.

l  Lipoproteína de alta densidad o colesterol bueno: recoge el colesterol de la sangre y lo trasporta al hígado para su evacuación.


Si el nivel de ambos es adecuado, los órganos trabajaran de forma eficaz. Al contrario, cuando el malo está por encima de su valor predeterminado y el bueno es incapaz de compensarlo, tiende a acumularse en las arterías y venas. No solo aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, también puede provocar la muerte.


Herbodietética para gestionar el colesterol

Cuando una persona acude al médico por problemas de colesterol, en el peor de los casos, su protocolo es sugerir todo tipo de fármacos que no se deben dejar de consumir. Como alternativa, muchos vieron la eficacia en remedios naturales. Motivo por el cual, en la actualidad, se emplean plantas para controlar esta condición.

Entre los productos más demandados, se encuentran los siguientes:

l  Gugul: se consume en forma de cápsula y se puede encontrar en las herboristerías especializadas. En muchos países se conoce como árbol de la mirra de gugul. No solo evita que las placas de colesterol se adhieran a las venas, sino que reduce el endurecimiento de la mismas.

l  Salvado de avena: brinda sensación de saciedad gracias a su elevado contenido en fibra. Lo usan para eliminar el exceso de colesterol malo. Se consume en lácteos, ensaladas o platos de pasta.

l  Cardo mariano: ayuda a gestionar el colesterol regulando la grasa en el cuerpo y protegiendo al hígado. Debido a la potencia de sus propiedades, se consume en líquido y moderando sus dosis.

l  Alcachofa: sus hojas contienen propiedades capaces de metabolizar las grasas. Es una hierba muy potente, motivo por el cual se aconseja consumir sus hojas en bebidas y pequeñas dosis al día.

l  Zaragotana: posee un fuerte efecto laxante, lo que ayuda a eliminar el exceso de colesterol mediante las heces. Es necesario ablandar sus semillas en agua, durante un tiempo estimado de 12 horas, para después beber el producto.

l  Vellosilla: sirve para drenar el líquido del hígado y, por tanto, regular el colesterol. Es ingerida en forma de bebida, empleando principalmente sus hojas y tallo.

l  Levadura roja de arroz: Actúa sobre el colesterol endógeno, el que produce el cuerpo, considerado el más dañino si no se regula a tiempo. Se empleaba para fermentar el arroz, ahora es un componente esencial para la elaboración de alimentos y productos dietéticos. No se aconseja su consumo como producto natural.

l  Alpiste: existen muchas formas de ingerirlo, tanto en sólido, como ensalada o pan, como en líquido. Favorece la disminución de grasa en la sangre y protege al hígado.


Con la ingesta esporádica no resaltará algún cambio. Los beneficios se verán a medio-largo plazo, únicamente si se sigue una rutina de consumo estricta.

Es importante señalar que, con los remedios naturales o fármacos, no desaparecerán los problemas de colesterol. Esto se logra tras alterar los hábitos de comportamiento, consumo y bebida. 

Expertos aseguran que los productos que favorecen al colesterol malo son aquellos ricos en grasas, refrescos azucarados, bebidas alcohólicas (en exceso), tabaco u otras drogas, embutidos y alimentos fritos. Al contrario, la dieta se debería orientar al consumo de legumbres, hortalizas, cereales, verduras y frutas. Acompañado con una pequeña jornada de ejercicio y un descanso de, al menos, seis horas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario