LA EXTINCIÓN DE LOS MAMUTS - PLUS PUROTIP

Latest

Web multitemática.

domingo, 7 de junio de 2020

LA EXTINCIÓN DE LOS MAMUTS


A través de los años se crearon muchas hipótesis en la comunidad científica: un grupo adjudicaba la desaparición de los mamuts a la presión de una población humana demandante y creciente; otro señalaba que el cambio climático pudo ocasionar factores que, poco a poco, los llevara a su declive; pero una serie de entusiasta mantenían la idea de que, al igual que los dinosaurios, el impacto de un meteorito haya sido el causante de extinguirlos.

¿Porqué se discrepa sobre la extinción de mamuts? 


Una investigación de la Universidad de Durham, Reino Unido, asegura que la especie humana no fue la responsable de este acto, tal como muchos presumían. “La progresiva desaparición de las praderas que los alimentaban fue la verdadera causa,” afirman los responsables del documento.

Las razones exactas sobre la extinción de los mamuts no eran claras, además, ocasionaba muchas disputas entre los expertos. Esta investigación hace énfasis a la fría fase de la última edad de hielo, hace más de 20.000 años. Agregan que: “hubo un declive en el pasto del que se alimentaba esta especie.”

Las investigaciones señalan que el mamut de la tundra o lanudo frecuentaba muchas de las tierras de Europa, sin embargo, hace más de 14.000 años se mudó al norte de Siberia, donde pasó 4.000 años antes de su extinción.

En la actualidad, el profesor Brian Huntley, mejor conocido como uno de los responsables del informe de la Universidad de Durham, Reino Unido, explica que: “por fin, el debate sobre la extinción del mamut ha llegado a su fin.”

“Nuestras investigaciones nos han guiado a alteraciones en el clima, puesto que debido a los cambios que sufrió la vegetación durante este periodo de tiempo, se produjo la reducción de la población y extinción última de los mamuts. E incluso otros herbívoros de tamaños similares.”



mamuts


¿Qué cambió la percepción sobre la extinción de los mamuts? 

Con el aporte de unos softwares especializados, el profesor Huntley y el grupo de científicos a los que acompañó en el desarrollo de este proyecto, realizaron una simulación por computadora sobre la vegetación en América del Norte, Asia y Europa, a lo largo de los último 40.000 años.

Este proceso pudo realizarse gracias a la combinación de las estimaciones de cómo era el clima en ese periodo, adjudicando modelos sobre la vegetación que creció en las condiciones apreciadas.

A raíz del experimento, encontraron que las condiciones frías y secas durante la edad de hielo, además influenciadas por la excesiva demanda y poca presencia de las concentraciones de dióxido de carbono, no favorecieron al crecimiento de los árboles.

De esta forma, se determinó que, en lugar de amplios bosques, se encontraban inmensas áreas de pasto: ideales para herbívoros de gran tamaño, como los mamuts lanudos o de la tundra.

En consecuencia, a un clima más templado y húmedo, se vio el esperado aumento del dióxido de carbono al final de la edad de hielo: los árboles tomaron presencia en este punto y surgieron a costa de las inmensas zonas de pasto.

El profesor Huntley declara que: “en el punto álgido de la edad de huelo, todos los grandes herbívoros, incluyendo a los mamuts, tenían comida en abundancia para alimentarse y garantizar futuras generaciones.”

“No obstante, a medida que se avanzó a la era post-glacial, los árboles desplazaron los ecosistemas herbáceos y redujeron significativamente el alimento para esta especie.”

Por tanto, gracias a la sequía, los mamuts perdieron gran parte de su comida, obligándolos a reducir la cantidad que necesitaban para mantenerse. Esta investigación nos otorgó otra perspectiva para observar la manera en cómo el cambio del clima, y otras condiciones, amenazan la vida de las especies actuales y lo que puede hacer el hombre para evitarlo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario