QUÉ ES LA ANSIEDAD Y CUÁLES SON LOS SINTOMAS - PLUS PUROTIP

Latest

Web multitemática.

jueves, 25 de junio de 2020

QUÉ ES LA ANSIEDAD Y CUÁLES SON LOS SINTOMAS


La ansiedad es una de las emociones que surgen cuando el cerebro etiqueta algo “amenazador.”
Puede ser, por ejemplo, entablar una conversación con un superior, estar cerca de alguien importante y temer darle mala impresión, ser el centro de atención frente a un gran grupo o no terminar un proyecto que mejoraría de algún modo nuestro estado, ya sea personal, social, económico o profesional.

Esta emoción es completamente natural y, a diferencia de lo que muchos piensan, es aquella que prepara a las personas para las situaciones que pueden dar resultados negativos.
Desde el punto de vida científico, se considera positivo: ayuda a evaluar, prepararse y mejorar, formarse en el epicentro de la preocupación.

Sin embargo, el principal inconveniente es cuando se transforma en una patología: llega a ser constante y regresa con más intensidad, evita que se tomen riesgos, por tanto, que se progrese.

Qué es la ansiedad, en qué consiste la ansiedad, por qué se presenta la ansiedad

Síntomas de la ansiedad

La forma de manifestarse puede variar tanto de la persona como de la situación, sin embargo, existe una forma de diferenciarla.

Los síntomas más comunes son los siguientes:

l  Sensación de estarse muriendo, una emoción dominada por el pánico y miedo.
l  Opresión en el pecho, que hace casi imposible inhalar como de costumbre.
l  Sudoración, generalmente fría, y escalofríos.
l  Temblores.
l  Taquicardia, elevación de la frecuencia cardíaca y palpitaciones.
l  Sensación de ahogo, con un leve incremento de la respiración.
l  Molestias en el estómago.
l  Náuseas.
l  Sensación de entumecimiento.
l  Hormigueo en distintas áreas del cuerpo.
l  Mareo y, en algunas ocasiones, desmayos.
Cuando se presentan al menos cuatro de estos síntomas, se cataloga un ataque de ansiedad.

Causas de la ansiedad

El ataque se desarrolla por diversos factores:

l  Físicas: influenciado por el hipertoroidismo, consumos de sustancias alucinógenas o exageradas cantidades de alcohol.
l  Mentales: el estrés, y principal estímulo, es motivado por diversos trastornos mentales, como cualquier tipo de fobia (como al agua, social, altura, lugares cerrados, etc.) o mantener una perspectiva negativa del mundo, en especial desde el punto de vista social, económico, familiar, profesional y personal.

¿Cómo controlar los ataques de ansiedad?

Para tratar la ansiedad es necesario hacer lo siguiente:

l  Identificar los síntomas: por sencillo que parezca, ser consciente del ataque de ansiedad ayuda controlarlo y atacarlo de forma directa.
l  Mantener la calma: de esta forma se puede comprender cuál fue el o los factores que lo estimularon.
l  Realizar ejercicios de respiración: es un recurso esencial, se debe inhalar por la nariz y exhalar por la boca, de forma rítmica y pausada.
l  Evaluar las palpitaciones: a medida que se intenta relajar, sé consciente del ritmo cardíaco. De esta forma se puede comprobar que recupera la normalidad.

¿Cuál es la mejor forma de ayudar a alguien que sufre por ansiedad?


Para brindar apoyo a una persona es necesario tener en cuenta lo siguiente:

l  Informarse sobre sus preocupaciones: la única forma de superarlo es siendo consciente del estímulo que lo desarrollo. Escuche de forma activa al individuo y comprenda por lo que está pasando.
l  Documentarse lo suficiente: con la información adecuada va a tener mejor comprensión del problema. Edúquese sobre la ansiedad, factores que la motivan y técnicas de relajación necesarias para reducirla.
Se recomienda seguir los siguientes consejos mientras se sustenta a la persona:
l  Animarla a encontrar el estímulo, ya sea producto de un miedo, situación o imagen mental, y desarrollar una solución.
l  Prestar atención a los argumentos y palabras del paciente. Muchas veces no comprenden el epicentro de la ansiedad, lo que dificulta su regulación.
l  Alabar los avances a medida que se recupere. Ya sea con palabras u otros gestos.
l  Evitar otras fuentes de estrés innecesarias. Extender el problema no es bueno, los efectos pueden ser graves a largo plazo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario