La clave de los ejercicios para
engordar los glúteos se basa en la disciplina
y en la constancia, siempre y
cuando tu rutina de ejercicios vaya de la mano con una alimentación rica en
proteínas y vitaminas obtendrás un trasero que ni el David de Miguel Ángel
posee.

Ejercicios para engordar los glúteos

Aquí te dejo los ejercicios más
eficaces para agrandar tus glúteos, debes tener en cuenta que el glúteo se
divide en tres partes y estos ejercicios están diseñados para trabajarlas todas
por igual
y en la comodidad de tu hogar.

Patada de burro                                 

Es uno de los mejores ejercicios para engordar los glúteos.

Consiste en colocar una colchoneta en el piso para que lo
realices de manera más cómoda, ponte en posición de gateo y a continuación da
una patada trasera lo más fuerte que puedas en dirección hacia tu cabeza,

mantén tu pierna allí un par de segundos de manera que sientas la presión en
los glúteos vuelve  la posición inicial y
repite el ejercicio pero con la pierna contraria.

Si te sientes capaz de usar pesas
los más conveniente es que amarres una en cada pie.

Ejecuta 5 series de 15
repeticiones.

Sentadillas tradicionales

Las sentadillas destacan entre
los mejores ejercicios para engordar las piernas

De pie con las piernas separadas
al ancho de tus hombros, coloca tus manos detrás de tu cabeza y flexiona las
rodillas sacando ligeramente las caderas y cola hacia afuera, baja hasta donde
puedas y vuelve a la posición inicial contrayendo los glúteos un par de
segundos, repite

Puedes hacer las sentadillas sin
peso, pero una vez dominadas debes agregar peso gradualmente para intensificar
el ejercicio.

Ejecuta 5 series de 10
repeticiones

 

Sentadilla sumo

Tiene cierta similitud con las
sentadillas tradicionales
con la diferencia de que con las piernas más abiertas
trabajas más los glúteos y es exactamente lo que te permite la sentadilla sumo
por eso es considerada uno de los mejores ejercicios para engordar los glúteos.

De pie, con la espalda erguida
separa las piernas a tus costados y flexiona ligeramente las rodillas hasta que
te encuentres en una posición como la que adoptan los sumos en sus
enfrentamientos,
procede a bajar despacio lo más que puedas hasta que llegues a
un punto en el que sientas presión en tus glúteos, mantén esa posición dos
segundos y luego sube a la pose inicial contrayendo los glúteos y repite la
sentadilla.

Ejecuta 5 series de 15
repeticiones.

Sentadilla con salto

Las sentadillas con saltos son perfectas para un trasero
bien moldeado y redondo
, su intensidad al momento de “caer” le suma un nivel de
dificultad a las sentadillas tradicionales.

De pie, con las piernas separadas
al nivel de tus hombros, respira profundo antes de saltar y luego impúlsate
hacia arriba con tus pies, lo importante es que cuándo caigas debes adoptar la
posición de las sentadillas tradicionales una vez allí mantente durante tres
segundos y luego vuelve a la posición inicial contrayendo tus glúteos por un
par de segunditos
y repite todo el procedimiento.

Realiza 5 series de 10 minutos
cada una.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí